DARA FRIEDMAN


(Bad Kreuznach, Alemania, 1968). Reside y trabaja en Miami.

Whip Whipping the Wall [Látigo azotando la pared] (2002)


Wild Dogs [Perros salvajes] (2002)


Revolution [Revolución] (1993-2003)


Siguiendo, o más bien, contestando la tradición del cine estructuralista de vanguardia, Dara Friedman centra su propuesta en la realización de filmes y videos que no tienen una narrativa lineal, en los que establece relaciones espontáneas con personas y lugares. Su obra se concentra en elementos básicos de la imagen audiovisual, generalmente realizada en formatos de 16 mm y Súper 8, además de cámaras estándar y de alta definición. Sus filmes, conformados por imágenes y sonidos cotidianos, manejan un lenguaje riguroso, con el fin de crear ambientes de filmación íntimos, capaces de captar un elemento de espontaneidad natural. 

    En Perros salvajes (2002), película rodada en Miami, registra los recorridos y peripecias de los perros sin dueño que deambulan por la ciudad. En Revolución un hombre camina al amanecer por la avenida Washington en Miami Beach. La cámara va rotando en torno al sujeto en el sentido de las manecillas del reloj, hasta que el mundo parece girar completamente al revés. A medida que progresa esta revolución de 360 grados, la línea del horizonte vuelve a su posición normal. La película cierra el círculo y comienza otra vez. Finalmente, en Látigo azotando la pared (2002), la artista ataca la pared de una habitación con un látigo hasta hacer trizas el empapelado y revelar la capa de yeso crudo que hay debajo. “Se trata del impulso realmente básico para pasar a otra cosa”, dice. Leída en clave de género, la acción de Friedman funciona como alegoría de la liberación del cuerpo femenino enclaustrado, confinado a vivir en un espacio plácido y ornamental.


(Bad Kreuznach, Germany, 1968); she lives and works in Miami

Whip Whipping the Wall (2002)


Wild Dogs (2002)


Revolution (1993-2003)


Following or, rather, challenging the avant-garde structuralist film tradition, Dara Friedman produces films and videos with no linear narrative but, rather, spontaneous relationships between persons and places. Her work revolves around basic elements of the audiovisual image, usually filmed in 16mm or Super 8mm, and with standard or high-resolution camera. Her films featuring everyday images and sounds make use of a rigorous language in order to create intimate settings that can capture spontaneous elements. 

    Shot in Miami, Wild Dogs (2002) records the adventures of stray dogs as they wander around the city. In Revolution, a man walks down Washington Avenue in Miami Beach at dawn. The camera rotates around him clockwise until the world appears upside down. As this 360-degree revolution ensues, the horizon line returns to its normal position. The film’s circle closes and begins again. In Whip Whipping the Wall (2002), the artist whips the wall of a room, ripping the wallpaper to shreds to reveal the unfinished plaster beneath. “It’s about a really basic instinct to get through to something else,” the artist explains. From a gender perspective, Friedman’s action is an allegory for the liberation of the female body, shut away and forced to live in a placid and ornamental space.



Todos los derechos reservados © 2019 Bienal de Cuenca